deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
Endosulfan

Fundavida.org, 6 abril, 2013

A DOS AÑOS DE UN ASESINATO COMETIDO POR BAYER Y SENASA

El pasado 4 de Abril se cumplieron dos años de la trágica muerte de Nicolas Arevalo de 4 años. Desde el primer momento los familiares denunciaron que se trató de un caso de contaminación con productos provenientes de la tomatera vecina a la casa del niño. Más tarde, tanto la autopsia como las pericias, confirmarían la versión de la familia. Nicolas Arevalo murió envenenado con Endosulfan, un insecticida comúnmente utilizado en el agro argentino y que paradojicamente se encuentra prohibido a nivel mundial por el Convenio de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), desde el mismo mes en que falleció el niño.

De todas formas y por criterio del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) en la Argentina se permitió seguir utilizándolo hasta su eliminación progresiva.

El Endosulfan es un producto organoclorado, que según la clasificación del SENASA corresponde, en forma preponderante, a la Clase Ib -Producto muy peligroso-, identificándose con a una banda de color rojo y la leyenda de TOXICO en blanco.

Pero más allá de este producto, en Mayo de 2012 falleció otro niño, José Carlos Rivero con un cuadro de internación similar y por contaminación con otro agrotóxico, un organofosforado.

Hoy a dos años de la tragedia lejos de olvidar las familias afectadas exigen justicia y el fin de las fumigaciones.

Con respecto a las responsabilidades penales se ha avanzado en las causas gracias a las abundantes pruebas que vinculan las muertes con las fumigaciones, y por el idóneo trabajo del Dr. Julian Segovia, quien desde la Fundación Infancia Robada (que preside la Hermana Marta Pelloni) realiza el patrocinio legal a las familias de los niños asesinados.

Tal es así que el Ing Prieto, presunto asesino de Nicolás Arevalo se encuentra procesado por “homicidio culposo agravado y lesiones graves”. En el caso de las lesiones se debe a la contaminación que sufriera la prima de Nicolas, Celeste Arevalo, quien si bien sobrevivió, a dos años del hecho aún no tiene el alta médica y continua su tratamiento ambulatorio en el Hospital Garraham.

“Las fumigaciones continúan y por información de los pobladores notamos que se siguen utilizando los mismos productos en la mayoría de las producciones”, indicó Emilio Spataro, ecologista de Guardianes del Iberá.

“Es cierto que por iniciativa municipal se inauguró un centro de acopio y tratado de los envases de descarte de los productos tóxicos, pero eso es la nada misma mientras se siga fumigando con productos altamente contaminantes y persistentes”, reflexionó el ambientalista.

Por otra parte Guardianes del Iberá informá que se tomaran los días 12 de Mayo (Aniversario del Asesinato de José Carlos Rivero) y el 19 de Agosto (Aniversario del Nacimiento de Nicolás Arevalo) como jornadas de lucha contra las fumigaciones y por justicia para los niños.

Además las familias participarán de la movilización de apertura del Encuentro Socio-Ambiental Nacional de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UACs) que tendrá lugar en Corrientes Capital el 21 de Junio y del que se informarán detalles oportunamente.