deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
India

05.09.2012 · Médicos Sin Fronteras

Nuevo ataque de Bayer a la producción de medicamentos asequibles en India

A pocos días de la vista del caso Novartis, aplazada en varias ocasiones este año, la compañía farmacéutica Bayer ha comparecido esta semana ante la Junta de Apelación sobre Propiedad Intelectual en Chennai. Su objetivo es anular la licencia obligatoria emitida el pasado marzo por la Oficina de Patentes india, que permite la producción genérica de un anticancerígeno patentado por la multinacional alemana.
“La apelación de Bayer contra esta decisión histórica en India era predecible: prefieren litigar en lugar de afrontar y reconocer la realidad de que sus precios son demasiado altos”, afirma Leena Menghaney, coordinadora de la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales de Médicos Sin Fronteras (MSF) en India. “No es el uso de una licencia obligatoria lo que debe cuestionarse, sino la continua búsqueda de beneficios excesivos por encima de las necesidades de salud pública”.
En marzo de este año, la Oficina de Patentes india tomó la decisión de emitir una licencia obligatoria para la producción en el país de una versión genérica más asequible del tosilato de sorafenib, un medicamento contra el cáncer de hígado y de riñón patentado por la compañía farmacéutica alemana Bayer. La decisión se tomó en base a que Bayer no solo no había conseguido fijar un precio para este fármaco que lo hiciese accesible y asequible, sino que tampoco había podido asegurar cantidades suficientes y sostenibles del mismo en India.
Esta licencia ha conseguido reducir en un 97% el precio del tratamiento: de más de 5.500 dólares al mes con el producto de marca a los 175 dólares mensuales con el genérico. Bayer recibe de Natco, el fabricante genérico al que se otorgó la licencia, un royalty del 6% sobre las ventas.

Un precedente histórico en India
La emisión de la primera licencia obligatoria en India es un precedente decisivo para el acceso asequible a medicamentos patentados. Las licencias obligatorias son un medio legalmente reconocido por el Acuerdo de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) de la Organización Mundial del Comercio para superar las barreras de acceso a medicamentos esenciales. Futuras licencias obligatorias podrían abrir el camino para que otros medicamentos vitales, ahora patentados en India y fuera del alcance de quienes los necesitan, fueran producidos por compañías genéricas por una fracción de su precio actual. Nuevos medicamentos –por ejemplo, para tratar el VIH–, patentados en India desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes de 2005, resultan demasiado caros para millones de pacientes en el mundo en desarrollo.
“Hoy día no existe ninguna competencia genérica que fuerce la caída de los precios astronómicos de los medicamentos más nuevos patentados en India”, declara Leena Menghaney. “Una licencia obligatoria es una buena solución, pero al apelar contra esta decisión, Bayer intenta impedir el uso de una salvaguarda pública clave que puede convertirse en un recurso vital en el futuro, permitiendo que la gente, los gobiernos y los proveedores de tratamiento como MSF tengan acceso a los medicamentos más nuevos producidos en India”.

Nuevos medicamentos más asequibles
MSF espera que los medicamentos para el VIH/sida puedan beneficiarse de licencias obligatorias en el futuro en India. “Hemos empezado a cambiar el tratamiento de pacientes de VIH que desarrollan resistencias a su medicación actual por fármacos más nuevos, que son caros”, explica Luke Arend, coordinador general de MSF en India. “Por ejemplo, en nuestras clínicas de Mumbai, tratar a personas VIH-positivas que necesitan medicación de tercera línea, como el raltegravir, cuesta a MSF hasta 1.775 dólares americanos por persona al año. A largo plazo, esto es insostenible”, añade Arend. “Si Bayer logra que se anule una de las opciones legales que tenemos para conseguir los medicamentos más nuevos a un precio asequible, será un retroceso para nuestros proyectos médicos”.
La sentencia de la Junta de Apelación sobre Propiedad Intelectual para el recurso de Bayer se hará pública en las próximas semanas. Otra multinacional farmacéutica, la suiza Novartis, también está en pugna con el Gobierno indio para intentar impugnar la interpretación de un artículo de la Ley de Patentes de 2005 que limita la concesión de patentes secundarias, en favor de los intereses de salud pública. Tras sucesivos aplazamientos desde el pasado febrero, la vista de este caso ante el Tribunal Supremo indio está prevista para el próximo 11 de septiembre.

MSF depende de medicamentos genéricos producidos en India, también conocida como “la farmacia del mundo en desarrollo”, para tratar a más del 80% de sus 220.000 pacientes en los 23 proyectos de VIH que la organización lleva a cabo en todo el mundo. Gracias a la competencia de fabricantes de genéricos en India, los precios de los medicamentos para el VIH/sida han caído cerca de un 99% desde el año 2000: de 10.000 dólares por persona al año a los 150 actuales. Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes india en 2005, los medicamentos más nuevos pueden ser patentados en este país y los precios se mantienen altos.