deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
Fosgeno

Nota de prensa, 6 abril, 2011
Coordinación contra los peligros de BAYER

BAYER AUMENTA AÚN MÁS LA PRODUCCIÓN DE FOSGENO

BAYER quiere expandir significativamente su producción de poliuretano. El fosgeno, considerado uno de los productos químicos industriales más tóxicos que existen, desarrollado por BAYER durante la Primera Guerra Mundial para la guerra química, se utiliza como producto intermedio. La Coalición contra los peligros de BAYER es un reto de la empresa para establecer la fabricación de plástico fosgeno libre. BAYER lugar se aferra a sus métodos de producción de alto riesgo.

En 1998, la construcción de una fábrica de poliuretanos enorme en Taiwán fue impedida por grupos de la oposición local. Las protestas se montaron sobre todo contra las amenazas de fosgeno que iba a ser utilizado como un intermediario. En los años siguientes se produjeron varias explosiones en las instalaciones de BAYER de poliuretano EE.UU.. Las investigaciones de los hechos mostró negligencia grave por la dirección.

Ahora la compañía planea ampliar significativamente la producción de poliuretano: en Brunsbuettel / Alemania más de 400.000 toneladas de MDI (difenilmetano diisocianato) de espuma rígida se hizo – una duplicación de las capacidades actuales. En Dormagen, Alemania, la capacidad de espuma flexible de instrumentos de defensa comercial se incrementará por un factor de seis a 300.000 toneladas métricas. BASF, BAYER competidor, ha recibido la aprobación de una 400.000 toneladas métricas por año del proyecto MDI en Chongqing, China.

En el curso de estas ampliaciones, la producción del gas letal de fosgeno se elevaría por decenas de miles de toneladas anuales. El fosgeno es fatal, incluso en las dosis más pequeñas. La inhalación causa dificultad respiratoria, edema pulmonar y finalmente paro cardiaco. Química del fosgeno es considerada una de las tecnologías más peligrosas, sólo superada por las centrales nucleares.

La Coalición contra los peligros de BAYER (CBG) ha venido exigiendo la utilización de procesos no fosgeno en la producción de plástico desde hace muchos años. BAYER y BASF todavía no se ha declarado la medida en que tales métodos alternativos han sido investigados, o si no se han desarrollado sólo por razones de utilidad o la falta de patentes.

Philipp Mimkes de la Coalición`s placa dice: “Los peligros deben ser minimizados por adelantado, el desastre Fukushima muestra que lo impensable puede pasar. BAYER y BASF debe concentrar sus esfuerzos en el desarrollo de los procesos de producción no fosgeno de poliuretanos y policarbonatos, conveniente para la operación a gran escala. Hasta ese momento, ninguna planta nueva debe ser construida. Con una vida útil de 30 a 35 años, este método de producción peligrosos de otro modo seguiría siendo una amenaza durante décadas.”

La Asociación Alemana de Inspección Técnica (TÜV) encontraron que en el peor caso, la población en un área de 1,7 kilómetros cuadrados se verían expuestos a una dosis de fosgeno que sería fatal para la mitad de la población. En las zonas densamente pobladas esto sería equivalente a más de 2.000 muertes. En la “Zona B”, un área de 6,75 kilómetros cuadrados, más de 15.000 residentes estarían expuestos a un nivel que puede ser fatal por lo menos en los casos individuales.

El hecho de que los riesgos a los residentes locales y los empleados no son de carácter teórico se apoya en el incidente grave hace dos años en el sitio de BAYER en el Instituto / EE.UU., donde el fosgeno también se utiliza en grandes cantidades. La gente en un radio de 10 millas podía sentir la explosión. Una investigación realizada por el Congreso de EE.UU. llegó a la conclusión de que sólo circunstancias afortunadas han impedido un desastre como el de Bhopal, India.

En 2000, el fosgeno fue lanzado en Dormagen a raíz de una fuga en un intercambiador de calor. Esto dio lugar a un incidente grave, con más de 30 empleados que requieren tratamiento médico. incidentes graves se han producido también en la producción de poliuretano sí mismo, por ejemplo, en Dormagen en 1997 y en el Baytown / sitio de EE.UU. en 2004 y 2006. Después de las explosiones allí, los inspectores de EE.UU. identificaron numerosos violaciónes graves de las normas de seguridad y dijo que el enfoque de BAYER MaterialScience se “negligencia grave”.

Philipp Mimkes concluye: “Teniendo en cuenta el alto riesgo e incidentes frecuentes, es imprescindible para eliminar la producción de fosgeno a fin de evitar más muertes y lesiones potenciales.” //Traducido por Guillermo Luciano (FundaVida)//

Más información: MIC: UN TRIUNFO HISTÓRICO DE LA COORDINACIÓN