deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
Pacto de precios

Terra, 5 de diciembre de 2007

Eni, Bayer, Dow: CE sanciona con 243,2 millones a seis fabricantes caucho por pactar precios

La Comisión Europea (CE) impuso hoy una multa de 243,2 millones de euros a seis empresas (Bayer, Denka, DuPont, Dow, ENI y Tosoh) por mantener un pacto de precios para el caucho de cloropreno, utilizado en la fabricación de látex para preservativos, suelas de calzado y adhesivos, entre otros productos.

Tras una investigación, el Ejecutivo comunitario llegó a la conclusión de que estas seis compañías acordaron los precios del caucho de cloropreno entre 1993 y 2002, causando un perjuicio claro a los consumidores.

Bruselas incrementó las multas a la italiana ENI y la alemana Bayer, en un 60 y 50 por ciento, respectivamente, por conducta reincidente, pero finalmente eximió a Bayer del pago (le correspondían 201 millones de euros) por haber colaborado con la investigación.

También facilitaron información y vieron parcialmente reducidas sus sanciones la japonesa Tosoh (a la mitad) y la estadounidense DuPont y su filial Dow (el 25 por ciento cada una).

Así, ENI tendrá que pagar 132,16 millones de euros, seguida de DuPont y Dow, con un total de 59,25 millones, la japonesa Denka, con 47 millones, y Tosoh, con 4,8 millones.

En un comunicado, la responsable europea de Competencia, Neelie Kroes, consideró 'decepcionante' que estas empresas no hayan aprendido todavía que deben evitar estas prácticas y mostró su sorpresa porque su actuación sea tolerada por los accionistas y administradores de las compañías.

El caucho de cloropreno es un componente sintético que se deforma bajo presión, para recuperar más tarde su forma inicial.

Tiene diversos usos industriales, desde la fabricación de mangueras, correas de transmisión, adhesivos para calzado y mobiliario, así como látex para equipos de buceo, condones y suelas de zapatos.

Bruselas inició su investigación tras recibir en 2003 una solicitud de Bayer para acogerse a su programa de clemencia, tras lo cual llevó a cabo visitas sorpresa en las sedes de las empresas.

Según la Comisión, entre 1993 y 2002, los seis fabricantes se repartieron el mercado de caucho de cloropreno y fijaron los precios de este producto, para lo que celebraron reuniones periódicas e intercambiaron información confidencial.

Bruselas incidió en la gravedad de estas prácticas y explicó que, a la hora de fijar las multas, tuvo en cuenta, entre otros factores, la facturación de las compañías por la venta de caucho de cloropreno, la cuota de mercado combinada y el alcance geográfico del pacto.