deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
México

GREENPEACE

Resumenes de Información existente sobre la Empresa Cromatos, S.A.

I. INFORMACIÓN DE LA CAMARA DE DIPUTADOS.

Gaceta Parlamentaria, número 1418, miércoles 21 de enero de 2004

CON PUNTO DE ACUERDO, PARA EXHORTAR A LA SECRETARIA DE SALUD Y AL AYUNTAMIENTO DE TULTITLAN, ESTADO DE MEXICO, A EFECTO DE QUE SE INSTALE UN MODULO DE SERVICIOS MEDICOS Y DE QUIMICOS CLINICOS PARA QUE DIAGNOSTIQUEN, TRATEN, PREVENGAN Y CANALICEN A LOS HABITANTES EXPUESTOS A LA CONTAMINACION DEL CROMATO HEXAVALENTE EN LA REGION DE LECHERIA, MUNICIPIO DE TULTITLAN, ESTADO DE MEXICO, SUSCRITO POR EL DIPUTADO SANTIAGO CORTES SANDOVAL, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD

Antecedentes
La empresa Cromatos de México, se constituyó en 1958, en la colonia Lechería, municipio de Tultitlán, México. De 1970 a 1975, por su productividad se elevaron los niveles de contaminación, provocando muertes y enfermedades en niños, principalmente.
En 1976, la Secretaría de Recursos Hidráulicos confirma la existencia de cromo hexavalente hasta en 5.0 miligramos por litro, 100 veces más de lo permitido. La empresa, se cierra en 1978, por los altos índices de contaminación provocados en el ambiente.
En 1982, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM; confirman mediante un estudio muestra en 160 adultos y niños, los altos niveles de cromo en pelo y orina.
En 1983 la empresa Cromatos de México, construye un contenedor de concreto sobre
16,000 m2, para cubrir 120,000 toneladas de cromo hexavalente.
A partir de 1999 el contenedor se agrieta, dejando escapar el contaminante en forma aeróbica y permitiendo que en el suelo y subsuelo se filtren por las lluvias los contaminantes precipitados, que dañan mantos acuíferos y afectan zonas urbanas e industriales.

Estudios, análisis y medidas
En investigaciones de instituciones académicas nacionales, entre ellas la de Baez-Pedrajo et al, 1977, "Determinación del cromo en dos poblaciones humanas no ocupacionalmente expuestas", recomiendan declarar la zona como de emergencia ambiental.
Comisión Tripartita: Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Profepa; el gobierno del estado de México y el gobierno municipal de Tultitlán;

Enfermedades y muertes
De acuerdo a los citados estudios y análisis científicos las afectaciones en salud humana causadas por el cromo hexavalente, prevalecen desde 1979 hasta la fecha, rebasando la suma de 1000 casos de muertes que entre niños y adultos se tienen detectados, por causas de:
- Cáncer en pulmones.
- Daño permanente y disminución de la vista.
- Irritaciones en la piel.
- Irritación en vías respiratorias.
- Daños en membranas mucosas y úlceras.
- Perforación del tabique nasal.
- Ulceras gástricas, y
- Afectaciones renales.
Se recomienda a las autoridades competentes se bajen los niveles de esta contaminación, se busquen y se supervisen las garantías de salud para el desarrollo de la vida humana en esta región y de medida urgente se le declare "zona de emergencia ambiental".
Por lo expuesto y fundado propongo al Pleno de esta H. Cámara de Diputados tenga a bien aprobar los siguientes puntos de acuerdo por urgente y obvia resolución:
Primero.- Se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, al Ejecutivo del estado de México y al H. Ayuntamiento de Tultitlán, estado de México; para que se apeguen o en su caso adecuen sus respectivas legislaciones y expidan los ordenamientos necesarios a efecto de que se instale coordinada y permanentemente un cuerpo médico y de químicos clínicos con equipos específicos para que diagnostiquen, traten, prevengan y canalicen a los habitantes expuestos a la contaminación y personas afectadas por el cementerio tóxico de cromato hexavalente de la región de Lechería, municipio de Tultitlán, México.

Segundo
Se exhorta a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para que formulen, gestionen y expidan las circulares necesarias en que se declare a la región de Lechería, municipio de Tultitlán, estado de México como "zona de emergencia ambiental".
3 octubre 2004. La Secretaría de Salud recibe un exhorto por parte de la Cámara de Senadores para la realización de un estudio para determinar los niveles de contaminación de cromo en la población de Lechería, municipio de Tultitlan, Estado de México que comprenda lo siguiente:
1. Diagnóstico situacional, para determinar los lugares más contaminados;
2. Establezca las medidas necesarias para el tratamiento de agua para beber;
3. Atención sanitaria a la población afectada;
4. Propuestas de remediación ambiental de la zona.
http://www.diputados.gob.mx/comisiones59legislatura/medio_ambiente/doctos/dictamenes/dict
amencromatoscondesarrollometropolitano.pdf

II. INFORMACIÓN DE LA SEMARNAT.

ANUNCIA EL SECRETARIO CÁRDENAS JIMÉNEZ LA REMEDIACIÓN DEL CONFINAMIENTO DE RESIDUOS PELIGROSOS DE GUADALCÁZAR y señala que desde el 2004 trabajamos en la resolución de otros sitios: en Tijuana, Metales y Derivados; en Sonora, Cytrar y en el Estado de México, Cromatos".

SÍNTESIS DE PRENSA NACIONAL/ SEMARNAT 04-02-2005 | Matutina
PIDEN COLABORACIÓN DE EMPRESARIOS PARA RESCATE AMBIENTAL DE CROMATOS
La secretaria de Ecología del estado de México, Arlette López Trujillo,
propuso a los industriales del municipio de Tultitlán crear un fideicomiso para obtener los
recursos económicos que permitan llevar a cabo la cuarta y última etapa del programa de
restauración ambiental, para sanear el sitio que ocupara la extinta empresa Cromatos de
México. Explicó que a nivel federal, la Semarnat elabora el informe de la segunda etapa de
monitoreo de los pozos que se encuentran en los alrededores de ese terreno. Se busca
determinar por la Semarnat el grado de contaminación de los acuíferos de esa región. (Sol de
México, p. 1/6-C)
http://www.semarnat.gob.mx/comunicacionsocial/s2005-04-02.shtml

III. INFORMACIÓN DEL PNUMA.

Resumen de Prensa del PNUMA/
3 noviembre 2003. LUEGO DE 26 AÑOS DE CLAUSURADA, SIGUE ABANDONADA
CROMATOS DE MÉXICO.- Con 26 años sin resolver y en total abandono se encuentran 75
mil toneladas de residuos tóxicos que en 1977 fueron "aparentemente" sepultadas en una
cápsula y que ahora afecta a cientos de familias asentadas en el parque industrial de Lechería y
la colonia Recursos Hidráulicos en la zona conurbada del Distrito Federal. Pese a las denuncias
de los vecinos, autoridades de la Secretaría de Ecología han hecho caso omiso al peligro que
padecen las tres mil que ahora habitan cerca de lo que fue la empresa Cromatos de México,
filial de la industria alemana Bayer y que fue cerrada en 1978. (Unomásuno p. 18)
www.pnuma.org/centinf/esp/ noticias/noviembre2003/03nov03e.doc

IV. PERIODICO LA JORNADA.

Periodico La Jornada. México D.F. Sábado 23 de noviembre de 2002
Enterradas en la ex empresa de Tultitlán, 75 mil toneladas de la sustancia, según la
Semarnat Cromatos, el tercer foco de contaminación química del país

Se desconoce la magnitud de daños, afirma No hay situación crítica: Ecología mexiquense
SILVIA CHAVEZ GONZALEZ CORRESPONSAL
La Dirección General de Residuos Sólidos y Restauración de Suelos Contaminados de la
Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dio a conocer que las 75 mil
toneladas de cromato enterradas en las instalaciones de la ex empresa Cromatos de México, es
el tercer punto de mayor contaminación química del país, debido a que la sustancia química es
corrosiva y al estar mal confinada, contaminó cuatro pozos de agua, pero se desconoce la
magnitud de los daños ambiental y en la salud de habitantes de esta localidad.
Juan Manuel Aguilar Estébez, titular de dicha delegación, durante un recorrido por las 4.5
hectáreas de las instalaciones informó que los restos de cromato localizados en este lugar son
"preocupantes".
Indicó que después de la clausura de la empresa, en 1977, fueron sepultadas 75 mil toneladas
del químico; sin embargo, destacó que hasta el momento no hay estudios que revelen qué
cantidad hay en el lugar, pues la sustancia se ha mezclado con tierra del predio y gran parte se
ha diluido en el subsuelo por las lluvias.
Al respecto, la titular de la Secretaría de Ecología del estado de México, Arlette López Trujillo,
señaló que en el lugar no "hay una situación crítica", aunque destacó que estudios realizados
por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), revelaron que la filtración de
lixiviados al subsuelo provocaron la contaminación de cuatro pozos de las empresas Good Year
Oxo, Tornel y de la termoeléctrica Jorge Luke, localizados a 100 metros del predio
contaminado.
En 1975 estudiantes de la primaria Reforma comenzaron a presentar problemas de salud debido a que al estar a menos de 20 metros de las instalaciones de la empresa, inhalaban polvos de cromato. Luego que la empresa fue clausurada, en su patio principal fueron enterrados y sellados con una cubierta de asfalto 77 mil toneladas de cromato.
Sin embargo, desde 1983 el encapsulado registró cuarteaduras y filtraciones de agua de lluvia.
Actualmente, las instalaciones de la empresa, enclavada en la zona industrial de Lechería,
presentan restos visibles de cromo en muros y patios, espacios a los cuales cualquier persona
tiene acceso. Desde este viernes policías estatales custodian la zona.
La titular de Ecología mexiquense insistió ante los medios de comunicación que en la zona "no
hay alarma" y consideró que la salud de los habitantes no estaría en riesgo porque en el lugar
"no existen condiciones para que se dé alguna epidemia". Aunque aclaró que no se descarta la
posibilidad de llevar adelante un estudio de salud en la zona, para conocer las repercusiones
entre los habitantes.
Asimismo, dijo que durante muchos años "no hubo voluntad política ni recursos para efectuar
el saneamiento integral de los suelos de Cromatos de México", por lo que actualmente sólo
existen estudios "parciales" elaborados por especialistas de la Universidad Nacional Autónoma
de México, de investigadores alemanes y centros de investigación extranjeros, que en breve
serán retomados para sanear el lugar.
Arlette López dijo que en coordinación con la Semarnat, el gobierno del estado de México y el
ayuntamiento de Tultitlán, en un plazo de 15 días iniciarán los primeros trabajos de
saneamiento del lugar. Explicó que el proyecto incluye tres etapas: la colocación inmediata de
un encapsulado del confinamiento de cromo, un estudio de impacto ambiental que requerirá de
250 mil dólares y en la última fase se efectuará el saneamiento integral de los predios.
http://www.jornada.unam.mx/2002/nov02/021123/032n1est.php?origen=estados.html

V. REVISTA DEL SUR.

Revista del Sur. 1995. Migración de Riesgos Industriales.
La fabricación de cromatos de la compañía alemana Bayer es una historia de dualidad de
criterios. El cáncer de pulmón se sumó a la lista de enfermedades ocupacionales indemnizables
para los trabajadores del cromato en Alemania en 1936. Las autoridades alemanas encargadas
de las indemnizaciones, que no son consideradas en absoluto solidarias con los reclamantes,
aceptan que cualquier trabajador que haya trabajado más de tres meses con cromato tiene
derecho a recibir indemnización si posteriormente contrae cáncer de pulmón. Los especialistas
de la Bayer publican desde 1939 artículos sobre el cáncer de pulmón originado por los
cromatos.
Bayer tenía una planta de cromato en México, que en 1976 llamó la atención de Amnistía Internacional y de El Excelsior, importante periódico de la ciudad de México. El 46% de los trabajadores de la planta informó que se le había perforado el septo nasal, signo clásico de mucho contacto con cromatos. Había grandes cantidades de metales de cromo y detritos alrededor de la planta. Durante 15 años o más los desechos habían sido vertidos y utilizados para rellenar baches en las calles de la zona industrial llamada Lechería.
http://www.redtercermundo.org.uy/revista_del_sur/texto_completo.php?id=1486

VI. COMENTARIOS DE GREENPEACE.

??La Secretaria de Ecología del Estado de México, Arlette López en múltiples
ocasiones ha declarado a los medios de comunicación no reconocer problemas
de salud y por lo tanto de contaminancion por cromo hexavalente. También
niega la contaminación de pozos y mantos acuíferos de Tultitlán. Habitantes del
lugar la señalan como una de las funcionarias que ha venido deteniendo el
proceso de remediación y atención de salud a los pobladores.
??La Secretaria de Ecología del Estado de México, a pesar de negar el problema es
la "presidenta de la Mesa Técnica de Coordinación para la Solución de la
Problemática Ambiental de "Cromatos"
??La gestión de remediación ya tiene más de 5 años y no se ha logrado
??El caso ha tenido que llegar hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos
??Se calcula un cementerio de 120 mil toneladas de cromo hexavalente
??La UNAM comprueba daños desde 1982. Investigadores del Centro de Ciencias
de la Atmósfera de la UNAM documentaron la contaminación que sufren
vecinos de Lechería por cromo hexavalente. El informe incluye que la sustancia
es causa de dermatitis o ulceraciones en la piel, y puede derivar en diversos tipos de cáncer, irritación de ojos y nariz así como de perforación de tabique nasal.
Los investigadores analizaron la orina y cabello de 160 niños y adultos, así como en árboles y plantas de Lechería.
??Se sabe que existió un vínculo entre Cromatos S.A. y la Compañía alemana
Bayer, aunque dicha compañía lo niega. Las autoridades ambientales no deben
de proteger a la industria y deben obligarla a ésta, a reparar los daños.
??¿Tiene algo que ver que la gestión de remediación de la contaminación de cromo
hexavalente por parte de una filial alemana de Bayer, Cromatos de México, sea
a través de una agencia técnica Alemana, la GTZ y el gobierno de Baviera?
Fuente: Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del D.F. Nov. 2003
Caso Tema/Subtema Total de Impactos
Confinamieto de residuos peligrosos de la empresa Cromatos
Ambiente/Residuos Sólidos y peligrosos
14

Resumen de noticias:
Con 26 años sin resolver y en total abandono se encuentran 75 mil toneladas de residuos tóxicos que en 1977 fueron
"aparentemente" sepultadas en una cápsula y que ahora afecta a cientos de familias asentadas en el parque industrial de
Lechería y la colonia Recursos Hidráulicos en la zona conurbada del DF. Pese a las denuncias de los vecinos, autoridades
de la Secretaría de Ecología han hecho caso omiso al peligro que padecen las tres mil que ahora habitan cerca de lo que
fue la empresa Cromatos de México, filial de la industria alemana Bayer y que fue cerrada en 1978.
• La Semarnat informó que se encuentra negociando recursos por 35,000 euros, para continuar con la segunda etapa del
saneamiento del predio contaminado por Cromatos de México. La Semarnat, a cargo de Alberto Cárdenas Jiménez,
detalló que tras gestiones con el gobierno mexiquense, existe el compromiso del gobierno de Baviera, Alemania, para
aportar 75% de esta cantidad, y el otro 25% será asignado por la propia secretaría este mismo año. Con estos fondos la
segunda etapa se desarrollará en ocho meses, incluye un análisis de riesgo a la salud humana.
• se aplica un operativo de vigilancia como parte de los trabajos de remediación del predio; de esta manera dio inicio la
segunda fase del saneamiento del cementerio que aloja 75,000 toneladas de cromo hexavalente. Voceros de la Semarnat
reiteraron que no modificarán los acuerdos con el gobierno de Baviera, por lo que el estudio de fabricar bloques o ladrillos
para vivienda con los residuos del cromo hexavalente, quedan también descartados.
• Para Francisco Giner de los Ríos, subsecretario de Gestión Ambiental de la Semarnat, el problema de Cromatos de
México aún no cuenta con un plan de acción definitivo, debido a que sólo se realizan monitoreos parciales y no se cuenta
con un diagnóstico final que les permita saber qué soluciones tecnológicas aplicar y sobre todo, cuál será el costo real de
la remediación del radio de contaminación.
• El presidente del Comité Técnico del Colegio de Ingenieros Geólogos de México, Mario Herreramoro Castillo, advirtió
que la contaminación por cromo hexavalente en la zona de Lechería y colonias aledañas de este municipio llegó ya a
mantos freáticos de la región. El experto consideró que se debe fincar responsabilidad penal no sólo a los empresarios de
Cromatos de México, sino además a autoridades ambientales y sanitarias federales, estatales y municipales, por omisión y
negligencia. Consideró que la situación que se vive en la zona aledaña al cementerio tóxico de cerca de 20 mil m2 en los
que se encuentran más de 75 mil toneladas de cromo hexavalente "es delicada y de emergencia ambiental".
• La Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados investigará el caso de contaminación
por cromos en la zona de Lechería, Tultitlán, causada por la extinta empresa Cromatos de México, ya que se trata de un
problema de salud pública, estableció su presidente Jaqueline Argüelles Guzmán. • El director jurídico de la Secretaría de
Ecología del GEM, José Vera Monroy, resaltó, que el estudio de impacto ambiental del predio de Cromatos de México, es
importante para determinar si los restos de cromo hexavalente aún están en activo, si se puede aplicar la legislación en
materia penal de delitos contra el medio ambiente (vigente desde marzo del 2000) y si dado el caso, habría una sanción a
los dueños de la empresa. Sin embargo, advirtió que de constatarse que los desechos están inactivos, sería imposible
sancionar a los responsables, pues la reforma para sancionar los delitos ambientales " nos e puede aplicar de manera
retroactiva".
• Autoridades federales, estatales, municipales y la Agencia Alemana de Cooperación GTZ, iniciaron la segunda fase del
programa de restauración ambiental de la zona de confinamiento de cromo de la compañía Cromatos de México en la zona
de Tultitlán, estado de México. De manera paralela, indicó la Secretaría de Ecología se realizará el análisis de riesgo de la
salud humana con los datos obtenidos en los demás estudios y que junto con otros datos que se estimen necesarios contará
con el dictamen de la Secretaría de Salud. Estas acciones son cofinanciadas entre la Semarnat, el gobierno estatal de
Baviera, Alemania, y la GTZ.
• Los alcaldes de Tultitlán y Coacalco, Juan Antonio Preciado y Julieta Villalpando, acusaron a la Secretaría de Ecología
del Estado de México de no ofrecer "alternativas" viables en esos municipios para que se construya el confinamiento
integral de más de mil 200 toneladas de basura. Por ello, el primero de ambos alcaldes aseguró que empleará el tiradero
municipal clausurado hace un año. Con la participación de autoridades federales, estatales, municipales y la Agencia
Alemana de Cooperación GTZ, dieron inicio los trabajos técnicos en los pozos ubicados en la empresa Cromatos de
México y sus cercanías, para realizar los estudios correspondientes a la segunda fase del programa de remediación del
sitio afectado y delimitar la propagación real de los residuos de cromo. En forma paralela, se llevarán a cabo el análisis de
riesgo de la salud humana que se realiza con los datos obtenidos que se estimen necesarios, contará con el dictamen de la
SSA. Estas acciones son cofinanciadas entre la Semarnat, El Gobierno Estatal de Baviera, Alemania y la GTZ.

CROMO
CROMO Distribución y usos
El cromo en estado de oxidación +6 (CrVI) es el de mayor aplicación industrial por sus propiedades
ácidas y oxidantes y su capacidad para formar sales muy coloreadas e insolubles. Los compuestos
hexavalentes de cromo (CrVI) más importantes son: el dicromato sódico, el dicromato potásico y el
trióxido de cromo. La mayoría de los demás compuestos de cromatos se producen industrialmente
utilizando dicromato como fuente de CrVI.

Usos
Los compuestos que contienen CrVI se utilizan en muchos procesos industriales, entre los que cabe
destacar: la fabricación de importantes pigmentos inorgánicos como los cromatos de plomo (también
utilizados para preparar verdes de cromo), los naranjas de molibdato, el cromato de zinc y el verde de
óxido crómico; la conservación de la madera; la fabricación de anticorrosivos; y la fabricación de vidrios y
esmaltes de color. Los sulfatos crómicos básicos se utilizan ampliamente en los procesos de curtido.
Otros usos conocidos de los compuestos químicos de cromo son la estampación de telas, la preparación
de numerosos catalizadores importantes que contienen óxido crómico y la producción de coloides
dicromados sensibles a la luz para litografías.
El ácido crómico se utiliza no sólo para el cromado "decorativo",sino también para el "duro", con capas
mucho más gruesas para obtener una superficie sumamente resistente con un bajo coeficiente de
fricción. De la potente acción oxidante de los cromatos en solución acidulada se derivan muchas
aplicaciones industriales, especialmente con materiales orgánicos, como la oxidación del trinitrotolueno
(TNT) para producir fluoroglucinol y la oxidación de la picolina para obtener ácido nicotínico. El óxido de
cromo se utiliza también para producir cromo metálico puro adecuado para su incorporación en
aleaciones de alta temperatura resistentes al arrastre y como óxido refractario. Puede formar parte de
numerosas mezclas refractarias, como las +de magnesita y magnesita-cromita.

Riesgos
Los compuestos de cromo en estado de oxidación CrVI se absorben rápidamente después de la ingestión
o la inhalación.
La captación a través de la piel intacta es menos conocida.
Los efectos irritantes y corrosivos del CrVI se producen inmediatamente después de la absorción a través
de la mucosa, que es muy rápida. La exposición profesional a los compuestos de CrVI puede producir
irritación o corrosión cutáneo-mucosa, reacciones cutáneas de tipo alérgico o ulceraciones de la piel.
Los efectos nocivos de los compuestos de cromo se observan generalmente entre las personas que
trabajan en lugares donde está presente el CrVI, especialmente durante su fabricación o utilización, y
afectan principalmente a la piel y al aparato respiratorio.
Los riesgos industriales típicos son: la inhalación de polvo y humos procedentes de la fabricación del
dicromato a partir del mineral de cromita y de la fabricación de los cromatos de plomo y zinc; la
inhalación de nieblas de ácido crómico durante el cromado o el revestimiento de superficies metálicas; y
el contacto cutáneo con compuestos de CrVI durante su fabricación o uso. La exposición a humos que
contienen CrVI también puede producirse durante la soldadura del acero inoxidable.
Úlceras por cromo. Este tipo de lesiones era bastante frecuente como resultado de la exposición
profesional a los compuestos de CrVI. Las úlceras se deben a la acción corrosiva del CrVI, que penetra en
la piel a través de cortes y abrasiones. La lesión comienza como una pápula indolora, habitualmente
localizada en las manos, antebrazos y pies, que posteriormente se ulcera.
La úlcera puede penetrar profundamente en el tejido blando y puede llegar a alcanzar el hueso
subyacente. La curación es lenta, a menos que se trate precozmente, y deja una cicatriz atrófica, pero no
existen informes de cáncer de piel como consecuencia de estas úlceras.
Dermatitis. Los compuestos de CrVI ocasionan tanto irritación
cutánea primaria como sensibilización. En la industria de
producción de cromatos, algunos trabajadores pueden presentar
irritación cutánea especialmente en el cuello y las muñecas,
poco después de comenzar a trabajar con cromatos. En la
mayoría de los casos, la irritación desaparece rápidamente y no
recidiva. Sin embargo, en ocasiones puede ser necesario recomendar
un cambio de ocupación.
Se han descrito numerosas fuentes de exposición al CrVI,
como por ejemplo, el contacto con cemento, escayola, cuero,
material de la industria gráfica, el trabajo de fabricación de cerillas,
el curtido de pieles y varios tipos de trabajo con metales.
También se han descrito alergias en las personas que trabajan
en el lijado al agua de carrocerías. Las personas afectadas dan
reacción positiva a la prueba del parche con dicromato al 0,5%.
En algunos casos, las personas afectadas sólo presentaron
eritema o pápulas dispersas, mientras que en otros, las lesiones
recordaban a la dishidrosis; el eczema numular puede conducir
a un diagnóstico erróneo de los casos genuinos de dermatitis
profesional.
Se ha demostrado que el CrVI penetra en la piel a través de las
glándulas sudoríparas, reduciéndose a CrIII en el corion. Se ha
demostrado que este CrIII reacciona con las proteínas, formando
complejos antígeno-anticuerpo. Esto explica la localización de
las lesiones alrededor de las glándulas sudoríparas y el porqué
cantidades muy pequeñas de dicromato pueden producir sensibilización.
El carácter crónico de la dermatitis puede deberse al
hecho de que el complejo antígeno anticuerpo se elimina más
lentamente que si la reacción tuviera lugar en la epidermis.
Efectos respiratorios agudos. La inhalación de polvo o nieblas que
contengan CrVI produce irritación de las mucosas. A concentraciones
elevadas, la aparición de estornudos, rinorrea, lesiones
del tabique nasal y enrojecimiento de la garganta son efectos
bien documentados. También se ha descrito sensibilización, que
ha dado origen a crisis asmáticas típicas, que pueden repetirse
en las siguientes exposiciones. Se ha observado asimismo tos,
cefalea, disnea y dolor retroesternal tras una exposición durante
varios días a una niebla de ácido crómico en concentraciones de
aproximadamente 20 a 30 mg/m3. La aparición de broncoespasmo
en una persona que trabajaba con cromatos podría
indicar una irritación pulmonar de origen químico. El tratamiento
es exclusivamente sintomático.
Ulceración del tabique nasal. Hace algunos años, cuando los
niveles de exposición a los compuestos de CrVI podía ser
elevada, se observaban con frecuencia ulceraciones del tabique
nasal en los trabajadores expuestos. Este efecto nocivo era resultado
del depósito de partículas con CrVI o pequeñas gotas de
niebla en el tabique nasal, que producían úlceras en la parte
cartilaginosa, seguidas en muchos casos de la perforación en el
lugar de la úlcera. En estos casos, la costumbre de hurgarse
la nariz puede favorecer la perforación. La mucosa que recubre
la parte antero-inferior del tabique, también denominada área
de Kiesselbach o de Little, es relativamente no vascularizada y
está fuertemente adherida al cartílago subyacente. Se forman
costras que contienen restos necróticos del cartílago del tabique
y en una o dos semanas, se perfora éste. La periferia permanece
en un estado de ulceración activa durante varios meses, en los
que puede aumentar el tamaño de la perforación. La curación se
produce por la formación de tejido de cicatrización vascular.
El sentido del olfato casi nunca se altera. Durante la fase activa,
los síntomas más molestos suelen ser la rinorrea y la epistaxis. Si
se cura correctamente, no suele dejar síntomas residuales y
la perforación del tabique puede pasar desapercibida en
muchos casos.
Efectos en otros órganos. Se ha descrito necrosis renal, que
comienza con necrosis tubular, sin afectar a los glomérulos.
También se ha descrito necrosis hepática difusa y la desorganización
de la arquitectura. A principios de siglo hubo varios
informes de ingestión de CrVI en humanos con hemorragia
gastrointestinal grave debida a la ulceración de la mucosa intestinal.
En ocasiones, estas hemorragias derivaron en shock
cardiovascular como posible complicación. En los casos en que
los pacientes sobrevivieron, se observó necrosis tubular en los
riñones o necrosis hepática.
Efectos cancerígenos. En un gran número de estudios realizados
en Francia, Alemania, Italia, Japón, Noruega, Estados Unidos y
el Reino Unido se ha descrito un aumento de la incidencia de
cáncer de pulmón entre los trabajadores empleados en la fabricación
y el uso de compuestos de CrVI. Los cromatos de zinc y
calcio parecen ser los más cancerígenos y se cuentan entre los
cancerígenos más potentes en humanos. También se ha descrito
una mayor incidencia de cáncer de pulmón en personas
expuestas a cromatos de plomo y a humos de trióxidos de
cromo. La exposición intensa a los compuestos de CrVI ha
producido una incidencia muy elevada de cáncer de pulmón en
trabajadores expuestos durante 15 años o más desde la primera
exposición, según los resultados obtenidos tanto en estudios de
cohortes como en informes de casos.
Así, está bien establecido que el aumento de la incidencia de
cáncer de pulmón en los trabajadores empleados en la fabricación
de cromatos de zinc y de mono y dicromatos del mineral de
cromita es un efecto a largo plazo de la exposición profesional
intensa a los compuestos de CrVI. Algunos estudios de cohortes
han determinado los niveles de exposición de las cohortes
expuestas. Un pequeño número de estudios indica asimismo que
la exposición a los humos generados durante la soldadura de las
aleaciones de acero y cromo puede aumentar la incidencia de
cáncer de pulmón entre los soldadores.
No existe un nivel de exposición "seguro" claramente establecido.
Sin embargo, la mayoría de los informes ponen de manifiesto
una asociación entre la exposición al CrVI y el cáncer de
los órganos respiratorios en exposiciones a niveles en el aire
superiores a 50 mg CrVI/m3 aire.
Los síntomas, signos, curso, aspecto radiológico, método de
diagnóstico y pronóstico del cáncer de pulmón derivado de la
exposición a cromatos no difieren de los del cáncer de pulmón
debido a otras causas. Los tumores se originan con frecuencia en
la periferia del árbol bronquial y pueden ser de cualquier tipo
histológico, aunque la mayoría corresponde a carcinomas
anaplásticos de células pequeñas. En los pulmones de los trabajadores
de cromatos se encuentran cantidades variables de
cromo soluble e insoluble en agua y soluble en ácidos.
A pesar de que no se ha establecido claramente, algunos estudios
indican que la exposición a los cromatos puede aumentar el
riesgo de cáncer en los senos nasales y el tracto digestivo. Los
estudios que reflejan una mayor incidencia de cáncer en el
tracto digestivo son informes de casos del decenio de 1930 y
estudios de cohortes que ponen de manifiesto exposiciones a
niveles superiores a los que se encuentran generalmente en la
actualidad.

Medidas de salud y seguridad
Desde el punto de vista técnico, la prevención de la exposición al
cromo depende de un diseño adecuado de los procesos, de la existencia
de sistemas de extracción adecuados y de la supresión de
los polvos y nieblas que contengan cromo hexavalente. También
son necesarias las medidas de control incorporadas, pues son las
que requieren la menor actuación por parte de los operarios o del
equipo de mantenimiento.
Siempre que sea factible, deberán utilizarse métodos de
limpieza en húmedo. En otros lugares, la única alternativa aceptable
es el uso de aspiradores. Las salpicaduras o derrames de
líquidos o sólidos deben eliminarse inmediatamente para evitar
la dispersión de polvo en el aire. La concentración de polvo y
humos que contengan cromo en el ambiente de trabajo se debe
medir a intervalos regulares mediante toma de muestras de las
distintas áreas y con controles individuales. Si se detectan
concentraciones inaceptables con alguno de estos métodos, se
deberán identificar y controlar las fuentes de polvo y humo. Los
trabajadores deberán utilizar máscaras de polvo, preferiblemente
con una eficacia superior al 99 % para retener partículas
de 0,5 µm , en todos aquellos casos en los que existan concentraciones
que superen los niveles recomendados y se deberán suministrar
equipos de protección respiratoria alimentados con aire
para realizar tareas que se consideren peligrosas. La dirección
deberá asegurarse de que los depósitos de polvo y otros contaminantes
de superficie se eliminen por lavado o por succión antes
de comenzar cualquier trabajo de este tipo. También es necesario
proporcionar al personal monos de trabajo que se laven
diariamente para evitar la contaminación de la piel. Se recomienda
el uso de protección para las manos y ojos, y la inspección,
reparación y sustitución de los equipos de protección
individual (EPI) deben estar garantizados.
La vigilancia médica de las personas empleadas en procesos
en los que existan compuestos de CrVI debe comprender la
formación sobre las propiedades tóxicas y cancerígenas de los
compuestos de CrVI y CrIII y las diferencias entre ambos grupos
de compuestos. Al inicio de la actividad laboral y a intervalos
regulares a lo largo de la misma deberá informarse sobre los
riesgos de la exposición y el riesgo consiguiente de varias enfermedades,
como el cáncer de pulmón, haciendo especial hincapié
en la necesidad de observar un alto grado de higiene personal.
Todos los efectos nocivos de la exposición al cromo se pueden
evitar. Las úlceras cutáneas por cromo se pueden prevenir eliminando
las fuentes de contacto y las lesiones cutáneas. Los cortes
y abrasiones cutáneos, aunque sean pequeños, deben limpiarse
de inmediato y tratarse con un ungüento de EDTA sódico al
10 %. Esto, junto con el empleo de ropa impermeable renovada
con frecuencia, asegurará la curación rápida de cualquier úlcera
que pudiera desarrollarse. Aunque el EDTA no forma quelatos
con los compuestos de CrVI a temperatura ambiente, reduce
rápidamente el CrVI a CrIII y el exceso de EDTA forma un
quelato con el CrIII. De esta forma, se evita tanto la acción irritante
y corrosiva directa de los compuestos de CrVI como la
formación de complejos proteína/CrIII. Tras la ingestión accidental
de compuestos de CrVI, la ingestión inmediata de ácido
ascórbico también puede reducir rápidamente el CrVI.
El lavado cuidadoso de la piel tras el contacto, y el cuidado de
evitar la fricción y la sudoración son importantes para la prevención
y el control de la irritación primaria por cromatos. Hace
unos años, se aplicaba un ungüento de EDTA sódico al 10 %
regularmente en el tabique nasal antes de la exposición. Este
tratamiento preventivo podía ayudar a mantener el tabique
intacto. La aplicación regular de este ungüento cuando aparecen
las molestias nasales y la ulceración precoz también puede
contribuir a la curación sin que se produzca la perforación.
Los resultados de los estudios indican que el control de la
excreción de cromo en la orina puede ser el adecuado para los
trabajadores expuestos a concentraciones de CrVI en el
ambiente. Estos resultados, sin embargo, no tienen relación con
el riesgo de alergias cutáneas. Hasta la fecha, y debido al largo
período de latencia del cáncer de pulmón relacionado con la
exposición al CrVI, aún no es posible relacionar el riesgo de
cáncer con los niveles urinarios de Cr.
Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo