deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
Antibióticos

Networkmedica.com, 09/09/2005

Fuerte revés de Bayer en la FDA

Es un antibiótico utilizado en animales, pero similar a uno que se destina a los humanos

//Tras una disputa que duró cinco años, por primera vez la Food and Drug Administration logró que un antibiótico destinado al rubro veterinario sea prohibido para ser administrado en pollos, debido que reduce los efectos de otros productos con características similares en seres humanos. El medicamento en cuestión es Baytril, un primo hermano del producto Cipro, ampliamente prescripto en los Estados Unidos. Ahora se le abre el camino a la FDA para presentar otras acciones contra productos para los animales.//

Por primera vez en su historia, la Food and Drug Adminsitration (FDA) triunfó en la iniciativa de forzar que uno de los principales antibióticos de uso veterinario sea parcialmente prohibido debido a que afecta seriamente la acción de algunos productos con destino similar en los humanos.

En rigor, fue una batalla de cinco años. Pero, apenas se supo la decisión, Bayer optó -por el momento, sin apelar a la Justicia regular- parar la comercialización de su antibiótico para pollos Baytril, un medicamento de la misma familia que el popular Cipro, uno de los medicamentos más prescriptos en ataques bacterianos. "Estamos en desacuerdo con la decisión de la FDA sobre la droga", dijo Robert Walker al Seattle Times. "Pero entendemos que fue una decisión científica y, en líneas generales, los jueces tienen una opinión diferente".

Muchos especialistas consideran que fue un gran triunfo para la agencia reguladora estadounidense. Y es que a partir de ahora, podrá ir tras otras especialidades también dirigidas al mercado veterinario, las cuales presentan serias dudas de si afecta o no su terapia en los pacientes.

Se sabe que en las granjas del país del norte se utilizan estos antibióticos con el fin de curar a los animales o hacerlos crecer con mayor velocidad. En el ojo de la tormenta, tras esta decisión de la FDA, se encuentran al menos otras tres farmacéuticas que fabrican penicilinas para el rubro.

Pero atención. La prohibición afecta sólo a su utilización en los pollos. Puede conseguirse el producto para administrárselo a mascotas y a otros animales de campo.

La medida fue ampliamente aplaudida por organizaciones de cuidado del medio ambiente, ya que consideran que Cipro -pariente de Baytril- es un antibiótico crítico en la cura de las infecciones.